Rubén Corral, en el centro, en compañía de Beatriz Rubio (derecha) y Judith Iglesias (izquierda), responsable y técnico del área de Sostenibilidad de OHL, respectivamente.

"Gracias a OHL tengo una visión transversal de lo que es trabajar en una gran empresa global"

Rubén
Corral

Rubén Corral ocupa el puesto de técnico en el área de Sostenibilidad tras un periodo de prácticas en OHL que le sirvieron para completar su formación en ciencias ambientales, gestión de riesgos y catástrofes, y ordenación del territorio.

Rubén, ¿conocías OHL antes de tu incorporación? ¿cuál era tu percepción de la compañía?

Para mí, OHL ha sido y es una empresa referente en el sector de la construcción, tanto a nivel nacional como internacional. Es muy difícil no conocer una compañía de tal dimensión y que desarrolla tantos proyectos relevantes en todo el mundo, llegando incluso a alcanzar hitos entre las empresas de su sector en España. Además, soy de Madrid y algunos de sus edificios más emblemáticos llevan la firma de OHL.

Esta es tu primera experiencia profesional en el área de Sostenibilidad, ¿cuáles son las principales líneas de trabajo que abordas?

Me incorporé en septiembre de 2019 a través de un acuerdo de colaboración con la Universidad Autónoma de Madrid, en la que cursaba el “Máster en Planificación y Desarrollo Territorial Sostenible”. Desde entonces, tengo la oportunidad de aprender cómo funciona el área de Sostenibilidad de una gran empresa internacional, participando activamente en las iniciativas que lidera. Entre ellas, la implementación del Plan de Sostenibilidad, la elaboración del Informe Anual Integrado – entre otros reportes y análisis -, y la participación en eventos y foros relacionados. Además, colaboro en la puesta en marcha de proyectos de acción social y voluntariado relacionados con la inclusión social y laboral de colectivos vulnerables, principalmente.

De entre todas las experiencias vividas en OHL hasta la fecha, ¿cuál destacarías?

Aunque me resulta realmente complicado elegir, pienso que la iniciativa que más me ha marcado, tanto a nivel personal como profesional, es el encuentro en favor de colectivos con diferentes capacidades físicas e intelectuales que realizamos en Barcelona a finales de 2019.

Esta jornada, impulsada por OHL Servicios-Ingesan en colaboración con el área de Sostenibilidad y entidades sociales como Acurat y Fundación Adecco, reunió a más de cien personas entre empleados y beneficiarios con el objetivo de fomentar la inclusión a través de deportes y juegos adaptados. Fue realmente divertida, aunque la mejor parte fue poder conocer a gente tan maravillosa y con tanta fuerza. Como empleado, que OHL se preocupe por realizar actividades inclusivas hace que me sienta orgulloso del lugar en el que trabajo.

"Estoy convencido de que trabajar en OHL aporta mucho valor a mi carrera profesional, que recién empieza"

En tu opinión, ¿crees que trabajar en OHL aporta valor a tu carrera profesional?

Sí, estoy convencido de ello. Gracias a OHL tengo una visión transversal y multidisciplinar de lo que es trabajar en una gran empresa con proyectos en España y el extranjero. Además, he adquirido grandes aprendizajes entre los que destaco mi capacidad para afrontar nuevos retos y saber que soy capaz de adaptarme rápidamente a proyectos muy distintos.

Por otra parte, compruebo en primera línea los beneficios de realizar un buen trabajo en equipo, así como de ser proactivo en tu puesto de trabajo. Esta es la mejor manera de sacar adelante las tareas del día a día de la mejor manera posible.

¿Aconsejarías a otros jóvenes vivir esta experiencia?

Sin duda alguna, sí. OHL es una compañía que está apostando por el talento joven y debemos aprovechar la oportunidad. Es un estupendo lugar para aprender de grandes profesionales y desarrollarte desde un punto de vista laboral. El ambiente de trabajo es genial. La acogida de mis compañeros y, más concretamente, de mi departamento fue muy buena desde el primer día y siempre me sentí apoyado y respaldado por todos ellos. Además, tener la posibilidad de trabajar en proyectos tan diversos resulta enriquecedor y gratificante. En suma, todo esto me ayuda a afrontar mi trabajo del día a día con positividad, intentando dar lo mejor de mí y valorando siempre el lugar en el que me encuentro.