19.10.02 CM Paloma Olivares

Responsable BIM y Transformación Digital en OHL Chile

Paloma
Olivares
Del Real

Inmersa en la modernización de procesos y transformación digital de OHL en Chile, equipo al que se incorporó en 2016, coordina la implantación de la metodología colaborativa Building Information Modeling (BIM) en la construcción del nuevo Hospital de Curicó, entre otros proyectos. Esta arquitecta apasionada de la tecnología apuesta por el papel integrador de las nuevas herramientas digitales que, también a pie de obra, ayudan al empleado a mejorar su trabajo.

1. Tus responsabilidades profesionales se enmarcan en la apuesta de OHL por la modernización y la digitalización de los procesos. En tu opinión, ¿qué valores deben guiar este tipo de proyectos?

La transformación digital debe tener presente tres ejes: personas, tecnología y procesos. Eliminar de la ecuación a cualquiera de estas variables lleva a no aportar valor real para mejorar el estándar lo que, al final, se queda en mejoras puntuales que se diluyen con el tiempo. En realidad, la transformación digital es un proceso de mejora continua que ayuda a reconocer dónde está el valor de lo que hacemos para potenciarlo. Comprar un software no es en absoluto transformación digital.

2. La Política de I+D+i es el marco en el que se desarrolla esta transformación de la compañía en Chile. ¿Cómo está posicionada la compañía en Chile en esta materia?

El avance experimentado en la transformación digital de OHL en Chile, especialmente en los dos últimos años, es notable. Es hora de que lo que tenemos madure y extraer lecciones aprendidas. En lo inmediato, nuestro foco está en concluir de manera exitosa el nuevo Hospital de Curicó, donde tenemos todas nuestras líneas de desarrollo en funcionamiento. Nunca antes se había manejado tanta información y de manera tan accesible así que nuestro desafío permanente es dar un soporte cada vez más potente a la obra, con procesos claros y confiables.

3. Comentas que ya hay líneas de trabajo en marcha, ¿podrías destacar alguna?

La prioridad de las líneas de trabajo actualmente en marcha es la misma: el personal a pie de obra. Por tanto, trabajamos para dar respuesta a la pregunta ¿cómo podemos hacer que su labor sea más ágil y oportuna? En mi opinión, la capacitación BIM orientada a obra (desarrollada por un ente externo y con certificación) y la implantación de dispositivos móviles en terreno con aplicativos BIM específicos son, hasta la fecha, dos de las iniciativas más relevantes.

4. Es cierto que el término BIM suena con fuerza en los últimos años. Para aquellos que no lo conocen, ¿podrías resumirnos qué es y en qué consiste?

Building Information Modeling, más conocido como BIM, es una metodología de trabajo que apunta a la colaboración de todos los que participan en un proyecto desde su etapa más temprana. Entre sus objetivos está visualizar el proyecto en 3D para hacer más fácil su comprensión, detectar potenciales problemas y, en definitiva, tomar mejores decisiones.

Building Information Modeling, más conocido como BIM, es una metodología de trabajo que apunta a la colaboración de todos los que participan en un proyecto desde su etapa más temprana

5. Y basándote en tu experiencia, ¿cuál es el impacto de esta metodología en un proyecto de construcción?

Aplicar BIM a obra tiene un impacto transversal en todo el proyecto. Con esta metodología nos aseguramos de que todas las partes involucradas están viendo la misma información. Si ya en fases tempranas como el diseño contamos con más información, el proyecto final de cara a su ejecución estará más depurado. Lo mismo sucede sobre el terreno. Acceder a toda la información en tiempo y forma incrementa nuestra eficacia en el manejo de las necesidades de la obra y nos ayuda a prevenir potenciales incidencias.

6. Y en tu opinión, ¿cuáles son las ventajas e inconvenientes de BIM frente a otros modelos?

Esta metodología ha sido desarrollada para mejorar el trabajo de las personas y no podemos permitirnos no tener BIM. Sin embargo, debe implementarse correctamente para evitar que algunas personas interpreten erróneamente el modelo creyendo que resolverá los problemas de la obra. Las responsabilidades deben mantenerse donde pertenecen: en los profesionales. BIM es una metodología para mejorar nuestro trabajo, no sustituirlo.

7. ¿Consideras, por tanto, que supone un factor diferencial de OHL?

La apuesta de la empresa en transformación digital, en general, y en metodología BIM, en particular, se ha reflejado en cada paso. Hemos sido ambiciosos y el resultado es que hoy somos un referente nacional. Así, el 2019 está siendo un punto de inflexión para OHL en Chile donde ya somos invitados como expertos en encuentros como el organizado por el Ministerio de Obras Públicas para capacitación en BIM, la feria especializada EXPOBIM 2019 y uno de los encuentros tecnológicos organizados por Sonda, proveedor de Software Autodesk en Latinoamérica.

8. Como destacabas al inicio de la entrevista, las personas son fundamentales para el éxito de este proceso. En este sentido, ¿cómo se ha involucrado a la plantilla?

En la transformación digital de la compañía nadie puede quedarse atrás, pues el éxito del sistema depende de que todos estemos en la misma línea. Para que todos sumemos estamos realizando varias campañas adaptadas a los diferentes roles en obra. Actualmente están en marcha seis capacitaciones desarrolladas por y para nuestro equipo que abarcan desde, por ejemplo, explicar qué es un código QR hasta capacitaciones en software.

9. Tanto en lo referente a las personas como a la organización en su conjunto, ¿cuáles crees que están siendo los mayores retos?

Para nosotros, los profesionales, los retos son abandonar nuestra zona de confort y mantener una actitud abierta al cambio. La dificultad no está en aprender a usar nuevas herramientas digitales. En las organizaciones el desafío pasa por “vivir en transformación digital” e interiorizar que no hay una meta como tal sino un “proceso”. Incorporar en la cultura corporativa que es necesario replantearse continuamente la manera de hacer las cosas para poder hacerlas cada vez mejor.

Para los profesionales, los retos son abandonar nuestra zona de confort y mantener una actitud abierta al cambio. La dificultad no está en aprender a usar nuevas herramientas digitales, el desafío pasa por “vivir en transformación digital

10. La protección de datos, la seguridad de la información… ¿qué opinas en relación a cómo se ven afectadas por el incremento de la accesibilidad a la información?

La transformación digital bebe de los principios que ya tenemos como empresa aunque supone, es cierto, mayor responsabilidad para los equipos al incrementarse la accesibilidad de la información. Es necesario que velemos por la integridad del proyecto en todo su ciclo, desde la compartición de archivos digitales hasta, por ejemplo, la eliminación de documentación impresa.

11. Ya en un plano general, ¿opinas que la inversión en digitalización es necesaria para las empresas?

Una inversión inteligente, sí. Sin embargo, asesorías o softwares de alta complejidad no aportarán valor a una organización que no tenga sus objetivos claramente definidos desde el principio.

12. Finalmente, ¿consideras que las empresas conocen la importancia de la digitalización y cómo afecta a su negocio?

Desde mi perspectiva, o la reconoces e incorporas o te golpeas de frente con ella. Es cierto que siempre hay quien se pregunta “¿por qué debo cambiar mi manera de trabajar si hasta ahora me ha funcionado?”. Pues la respuesta es sencilla: lo hemos hecho bien, pero ahora lo podemos hacer mejor