ALberto Garcia Pic

"OHL tiene muchísimo que aportar en los mercados donde opera y excelentes profesionales con muchas ganas de crecer y contribuir en grandes proyectos"

Alberto
Garcia
Arroyo

Director de Norte Europa en OHL Construcción.

¿Con qué expectativas asume el nuevo cargo de director de Norte Europa?

Mis expectativas son las mismas que cuando inicie mi carrera en esta industria, trabajar duro, aprender y, sobre todo, disfrutar. Creo que OHL tiene muchísimo que aportar en los mercados donde opera y excelentes profesionales con muchas ganas de crecer y contribuir en grandes proyectos. El Norte de Europa reúne, en mi opinión, todo el potencial necesario para incrementar la ilusión de nuestros equipos y mi objetivo es conseguirlo.

¿Qué responsabilidades implica esta nueva posición dentro de la compañía y, en concreto, en el área de Construcción?

La verdad que la responsabilidad la he tomado siempre de forma muy personal, me involucro personalmente, quizás demasiado. Fundamentalmente la responsabilidad de apoyar a los equipos en los proyectos en activo, asegurar rigor en la consecución de los objetivos fijados y poder generar eficiencias en la gestión. Pero la mayor responsabilidad es ser un ejemplo para los compañeros y socios que tenemos, representando a OHL de forma firme, profesional y, a la vez, cercana.

Revisando su trayectoria en OHL, si por algo se caracteriza es por la movilidad. ¿Cómo es vivir fuera de su país de origen? ¿A qué experiencias se ha enfrentado? ¿Echa de menos España o por encima de todo se considera ciudadano del mundo?

Hace muchos años que dejé mi ciudad, Madrid, aunque me siento zamorano por toda mi herencia genética y el tiempo que he pasado en esas tierras. La movilidad me ha aportado, sobre todo, salirme continuamente de mi zona de confort y enfrentarme a la dificultad. Cada país es diferente cultural y profesionalmente, eso te enriquece muchísimo y aprendes a respetar más lo que tenemos en España. Me considero una persona flexible manteniendo el equilibrio familiar, recientemente nos hemos trasladado a Madrid desde donde me desplazaré constantemente, según sea necesario.

Cuéntenos, brevemente, cuál ha sido su trayectoria hasta alcanzar el puesto actual.

Comencé mi carrera profesional mucho antes de terminar mis estudios universitarios, como ayudante de jefe de obra en Ferrovial, donde trabajé cerca de diez años y llegué a liderar obras como director de proyecto en la zona centro de España. Posteriormente, me incorpore en la zona de Aragón y Navarra con Sacyr, donde desempeñé funciones de delegado de Edificación durante cinco años, hasta que OHL me identificó para incorporarme, en Canadá, al proyecto del Centre Hospitalier de la Université de Montréal (CHUM). Tras seis años residiendo allí, me trasladé a Londres como director territorial de Reino Unido e Irlanda, donde hemos asegurado la continuidad de proyectos durante más de tres años, hasta que recientemente OHL me ofreció la gran oportunidad de ampliar el alcance a todo el Norte de Europa.

"Creo que OHL está formado por un excelente conjunto de profesionales, muy capaz y con muchas ganas de hacer grandes cosas."

De todos los proyectos en los que ha participado, ¿cuál le hace sentir particularmente orgulloso?

Quizás, por el esfuerzo, intensidad y la dificultad, el CHUM ha sido el proyecto donde más he evolucionado y me he enfrentado a una dificultad continua en todos los ámbitos posibles. De todos modos, todos los proyectos en activo actualmente bajo mi responsabilidad son muy interesantes y en general satisfactorios desde el punto de vista de rendimiento económico.

Denos un mensaje de futuro para cuantos formamos parte de OHL, por favor.

Desde la discreción y el respeto, creo que OHL está formado por un excelente conjunto de profesionales, muy capaz y con muchas ganas de hacer grandes cosas.